22/04/2016

Albia Servicios Funerarios envía un cargamento de material para ayudar en el tratamiento de fallecidos tras el terremoto de Ecuador.

Albia envió a Ecuador un importante cargamento de material, para colaborar en las labores relacionadas con el tratamiento y traslado de los fallecidos. 

En concreto, se hizo entrega de 500 sudarios de recogida, muy útiles para zonas de difícil acceso; 3.000 mascarillas y 4.000 guantes. Este material es fundamental para evitar la propagación de las enfermedades, así como para poder rescatar los cuerpos entre los escombros para su identificación. La actuación posterior a estos desastres implica una respuesta inmediata, premisa recogida por Albia y por el proveedor de estos materiales, la empresa Ramón Chao.

Dos representantes de Albia acudieron al país damnificado para colaborar en la entrega y distribución de los materiales donados, así como para conocer de cerca las necesidades de la región y ponerse a disposición de las autoridades.

En palabras de Eduardo González, Director General de Albia, “en Albia no podemos permanecer impasibles ante una tragedia de esta magnitud. Todos esperamos seguir encontrando supervivientes, pero por nuestra profesión sabemos de las necesidades que también surgen en la gestión de los fallecidos en catástrofes así. Por ello, queremos aportar nuestra ayuda con el envío de estos materiales. De este modo, estamos contribuyendo también a que las familias de los fallecidos puedan despedirse de ellos en las mejores condiciones posibles dadas las circunstancias”.

Albia ya cuenta con experiencia en la gestión de servicios en situaciones catastróficas, habiendo colaborado en el accidente del tren Alvia ocurrido en Santiago en 2013 y en el del avión de la compañía Spanair en Madrid en Agosto de 2008.

“En estas tragedias humanitarias, todos debemos mostrar nuestra solidaridad. Por ese motivo, Albia quiere hacer su aportación con la intención de mitigar el impacto social y económico de un desastre natural como el que ha vivido Ecuador.En nuestro día a día, tenemos que manejar situaciones delicadas y atender a las familias, con delicadeza y especial sensibilidad. Y en un mundo sin barreras, la solidaridad, responsabilidad e integridad se convierten en valores fundamentales en nuestro deber social“, concluye el máximo responsable de la compañía.

Ecuador fue decretado Estado de Excepción tras la noche del sábado, horas después del temblor de 7,8 grados en la escala de Richter que ha causado al menos 570 muertos, según la Fiscalía, además de 5.733 heridos y 163 desaparecidos. No obstante,  la magnitud de esta tragedia puede aún variar, en función de la evolución de los heridos y la búsqueda entre los restos de las construcciones.

Este sitio web utiliza cookies para la obtención de estadísticas anónimas de navegación. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre las cookies en el apartado Política de privacidad